Los RPAS se han convertido en los últimos años en una herramienta indispensable para el proceso de captura de datos debido a su eficacia en la mejora de tiempos/costes y a su vez proporcionando unos resultados muy satisfactorios.
Las aplicaciones de fotogrametría se han adaptado a la información (gráfica y posición) proporcionada por los RPAS, constituyendo junto con éstos una potente herramienta de planificación de vuelo, toma de datos y post-procesado para generación de los distintos formatos profesionales utilizados (DSM/DTM/Nube puntos/Curvas de nivel/Mapa Topográfico).

Otra aplicación son los levantamientos de terreno utilizando un sistema láser aerotransportado llamado LIDAR (LIgth Detection And Ranging). Los datos generados, junto con la georeferenciación de éstos, son una poderosa herramienta para estudios de ingeniería, minería, arqueología, mantenimiento del patrimonio histórico y documentación entre otros. A diferencia de otros métodos, la información no depende de fotografías, evitando los problemas técnicos asociado a cambios de luz/sombra y variaciones de pendientes, pudiendo cubrir grandes extensiones en muy poco tiempo.