El ámbito de aplicación de RPAS va desde la planificación de obra hasta el mantenimiento y reparación.

Las imágenes y datos tomadas desde RPAS facilitan la fase diseño y planificación de la obra en conjunto con los datos topográficos. Proporcionan una mejor resolución cuando se compara con las imágenes tomadas por satélite, además de permitir otros ángulos.

Durante la fase de ejecución, los datos adquiridos en las distintas fases pueden analizarse con software específico para controlar el “Design as Build”, valorar inventarios de materias primas o de tierra movida.

Los RPAS son ideales para tareas de mantenimiento en zonas de difícil acceso. Con una simple cámara podemos realizar el control de grietas o presencia de corrosión. A través de dispositivos embarcados inalámbricos se puede realizar inspecciones de ultrasonidos para comprobar defectos estructurales no visibles.